Jorge nace en Palma de Mallorca el 4 de mayo de 1987 fruto de la relación entre María Guerrero y José Manuel 'Chicho' Lorenzo. A los tres años comienza a ir en moto gracias a que su padre que le se la construye con sus propias manos y meses después ya compite en minicross. En 1995, con ocho años, gana su primer Campeonato de Baleares y a éste le siguen otros siete en las categorías de minicross, trial, minimotos y motocross junior. A partir de ese momento da el salto a la velocidad, otra displicina que no se le da nada mal.

Chicho viaja a Barcelona para enseñarle al manager de pilotos Dani Amatriain una cinta de video con una recopilación de imágenes de Jorge en moto. Dani le recibe, pero no mira el vídeo por falta de tiempo. La insistencia de su padre hace que termine mirando ese vídeo que cambiará la historia de sus vidas. Dani sorprendido con el método de aquel niño pasa a ser de inmediato su manager de ese niño peinado con una cresta en la cabeza y dos estrellas en cada lado.

Padre e hijo se mudan a Barcelona y a los 10 años debuta en velocidad en la Copa Aprilia de 50cc. En su segundo año en la categoría sorprende a todos y conquista el título, lo que le catapulta a 125cc al año siguiente y donde vuelve a mostrarse imbatible.

A pesar de ser demasiado joven, un permiso especial le deja competir en el año 2000 Campeonato de España de Velocidad (CEV) en la categoría de 125cc. Juan Llansá, todavía hoy mecánico de Jorge, comienza a trabajar a su lado por aquel entonces y se convierte en una de las personas de confianza del piloto mallorquín. Un año después, con sólo 13, Jorge Lorenzo se convierte en el piloto más joven en ganar una prueba del Europeo, en Braga (Portugal) por delante de Baldolini y Dovizioso.

La precocidad de este adolescente no tiene límites y lo demuestra una vez más con su salto al Campeonato del Mundo de Velocidad en la categoría de 125cc. Se pierde por la edad las dos primeras pruebas del calendario en 2002, pero llega el Gran Premio de España en Jerez y Derbi le da la alternativa. No pudo entrenar en los libres del viernes al no haber cumplido aún la edad reglamentaria y lo hace el sábado ante toda la atención de los medios de comunicación. Jorge se clasifica para el GP del domingo a pesar de su inexperiencia.

En 2003 llega otro de los grandes momentos de su trayectoria, su primer triunfo en un Gran Premio. Jorge vence en Brasil ante la incredulidad de todo el mundo y con una última vuelta para la historia en la que adelanta a Dani Pedrosa y Casey Stoner en la misma curva y X-Fuera. Ese mismo año sumó otras tres victorias, el Mundial de Derbi y de Jorge cambia a partir de ese momento. La temporada más fructífera para el mallorquín es al año siguiente. Luchó en la última carrera por el subcampeonato con el que después sería su compañero de equipo en 250cc, Héctor Barberá. No consigue su objetivo por una caída en Cheste, pero cambia de categoría siendo uno de los pilotos más prometedores.

Comienza en el cuarto de litro con irregularidad, pero con un balance final de quinto en el Campeonato del Mundo con seis podios y cuatro pole positions. Una temporada que se recuerda por sus duelos con Pedrosa, que viven su punto álgido en Japón. Una acción arriesgada se lleva al catalán, lo que obliga a Dirección de Carrera a sancionar a Jorge y no permitirle correr en Malasia. Esa sanción marca el futuro de su carrera deportiva, hay un antes y un después de ese Gran Premio.

En 2006, Jorge es el gran favorito al título. Pasa de Honda a Aprilia y desde el primer entrenamiento se muestra como el hombre a batir. Pero tres carreras irregulares hacen saltar la alarma. Dovizioso se coloca líder con diferencia, lo que le obliga a dar su mejor versión si quiere tener opciones de éxito. En Mugello comienza el martillo y los resultados hablan por sí solos: ocho victorias e iguala el récord de poles de Anton Mang (10). Llega a Valencia con opciones de convertirse en campeón y no perdona en su segunda pelota de partido. Con el número 1 en el carenado, en 2007 se ve al Jorge más maduro. Una apisonadora de 250cc. No tiene rival y en Malasia vuelve a proclamarse campeón y se convierte en el piloto español más exitoso de la historia de la categoría del cuarto de litro.

Llega el momento del salto a la categoría reina en 2008 de la mano de Yamaha. El debut en MotoGP se convierte en uno de los más sorprendentes de la historia. Pole en su primera carrera en Qatar y podio. Pero se confirma dos semanas después con idéntico resultado y en la tercera prueba del Mundial lo mejora con su triunfo en Estoril.

Una espectacular caída en China le impide seguir con esos resultados y su irregularidad no le permite luchar por el título. Caídas como las de Montmeló o Laguna Seca le hacen replantearse su futuro, pero poco a poco vuelve su confianza y termina convirtiéndose en rookie del año.

Esa experiencia le permite preparar 2009, año que se recuerda por sus batallas con Valentino Rossi, sobre todo ese duelo de Montmeló con una última vuelta de infarto. Cuatro victorias, nueve podios y 17 grandes premios en primera línea lo convierten en un rival temible para su compañero de equipo.

Y en 2010 demuestra que está capacitado para lucha por la máxima corona. Desde la primera carrera le pone las cosas muy complicadas a Rossi y pronto se coloca líder del Mundial. La regularidad de Jorge le hacen intratable y lo catapultan hacía un título que logra en el circuito de Sepang el 10/10/10. Se cumple el sueño de toda una vida. En Valencia bate, además, el récord de puntos con un total de 383.

Regresa el 1 a su carenado en 2011. Desde 1993 no hay ningún piloto Yamaha que lo lleve. A pesar del gran nivel de pilotaje, una fuerte caída en Australia, donde se lesiona la mano, le obliga a ausentarse y ceder la corona a Stoner. En 2012 vuelve a mostrarse muy regular al no bajarse del primer y segundo lugar en el podio sobre la nueva Yamaha de 1.000 cc. Esa constancia le catapulta hacia su segundo título de la categoría reina a pesar del espectacular final de temporada de Pedrosa.

No todo ha sido fácil para Jorge Lorenzo que a lo largo de su trayectoria ha pasado varias veces por el quirófano por culpa de algunas caídas. En el año 2013 vivió uno de los momentos más duros de su carrera, cuando decidió salir a competir en el GP de Assen (Holanda) pocas horas después de haber sido operado por una fractura en su clavícula izquierda. Jorge Lorenzo logró terminar la carrera en quinta posición después de soportar un dolor inhumano. Ese esfuerzo fue el que le permitió luchar por el título hasta la última carrera de la temporada.


> JL99 Biografía