Jorge Lorenzo

El nuevo libro de Jorge Lorenzo arremete contra el regreso de Valentino Rossi a Yamaha en 2013

Jorge Lorenzo and Valentino Rossi had seven turbulent years together at Yamaha.

2018 parece ser el año en el que todos los perros dormidos de MotoGP están siendo despertados bruscamente de su letargo. Primero fue el fin de la frágil tregua entre Valentino Rossi y Marc Márquez, su feroz rivalidad reavivada por aquel choque en el Gran Premio de Argentina.

Ahora, Jorge Lorenzo también ha demostrado que no ha olvidado la tensión que subyacía en sus años con Rossi en Yamaha.

Lorenzo ha publicado un nuevo libro, titulado “Lo que aprendí antes de los 30”, y en él hay una interesante visión del regreso de ‘El Doctor’ a Yamaha para 2013.

Después de dos temporadas de horror en Ducati, el reencuentro de Rossi con su querida Yamaha M1 no le hizo volver a competir regularmente por las victorias en las carreras.

En su anterior etapa juntos en Yamaha, de 2008 a 2010, Rossi pidió literalmente que se pusiera un muro entre él y los garajes de su compañero de equipo para evitar que Lorenzo utilizara y se beneficiara de su información de puesta a punto.

En su libro, Lorenzo sugiere que en cierto modo le devolvió el favor en 2013.

“Rossi había vuelto a Yamaha y querían que sus resultados mejoraran”, se lee en un fragmento del libro publicado por gpone.com.

“Me enteré de que mi entrenador, Antonio Casciano, se había reunido con Rossi y su preparador en Tavullia. Le había explicado mi método de entrenamiento y por eso decidí dejar de trabajar con Antonio.

“Valentino empezó a entrenar con las mismas bicicletas que yo había utilizado en Gerno, haciendo exactamente los mismos ejercicios. Coincidencia o no, empezó a ser más competitivo.

“Decidí hablar con Maio (Meregalli, director del equipo Yamaha). Podía aceptar que copiaran los reglajes antes de cada carrera, pero eso era demasiado.

“Prefería que Meregalli no asistiera a las reuniones técnicas que hacíamos después de cada sesión, sospechaba que se lo pasaba todo al equipo de Rossi.

“No puedes dar una ventaja y dejar que te copien. Todo lo que te da ventaja sobre tus rivales, tienes que mantenerlo en secreto”.

“IDIOTA QUE SOY, ME PELEÉ CON STONER

Lorenzo también fue sincero -y autodespreciativo- sobre la caída que le costó medio dedo en 2011.

El australiano tenía una ventaja de 40 puntos a falta de tres carreras, la primera de ellas en Phillip Island, donde no había perdido ninguna de sus cuatro salidas anteriores y donde había conseguido una quinta desde la pole position.

Luego lograría la quinta y se adjudicaría el título el día de su cumpleaños, después de que Lorenzo se viera obligado a perderse la carrera por completo.

“En 2011, en el GP de Australia, como el idiota que soy, propuse una pelea con Casey Stoner”, se lee en un extracto publicado por Marca.

“En el calentamiento le he visto salir de los boxes, era la oportunidad perfecta para estudiar en qué partes de la pista marcaba la diferencia y he aprovechado para hacer una vuelta rápida y presionarle.

“Le dejé ir 200 metros por delante, estaba muy excitado, yendo muy por encima de mi límite, siendo muy agresivo.

“Casey fue cada vez más fuerte, sentí un golpe y me salí, me lesioné el dedo anular izquierdo y perdí parte de él”.