Jorge Lorenzo

El tricampeón del mundo Jorge Lorenzo anuncia su retirada

Dorna, promotora de MotoGP, convocó el jueves una excepcional rueda de prensa para el piloto de Honda, en la que Jorge Lorenzo confirmó que la carrera de este fin de semana sería su última como piloto de MotoGP.

El tricampeón del mundo de MotoGP, Jorge Lorenzo, ha decidido colgar las botas de piloto, al anunciar su retirada de los grandes premios al final de esta temporada. El anuncio se ha producido antes del GP de Valencia de este fin de semana, y en medio de la peor temporada del piloto de Honda, plagada de múltiples lesiones. Además, la dificultad para adaptarse a la Honda RC213V complicó aún más las cosas, lo que hizo que no tuviera ningún top-10 esta temporada. Esto es sin duda una sorpresa para los fans de Lorenzo, que todavía pensaban que le quedaban un par de temporadas antes de dejarlo.

Los promotores de MotoGP, Dorna, convocaron el jueves una excepcional rueda de prensa para el piloto de Honda, en la que Lorenzo confirmó que la carrera de este fin de semana sería su última como piloto de MotoGP.

En declaraciones a la prensa, Lorenzo dijo: “Siempre he pensado que hay cuatro días importantes en la carrera de un piloto. La primera carrera, la primera victoria, el primer campeonato y el día de la retirada. Pues bien, como podéis imaginar, estoy aquí para deciros que ese día ha llegado para mí. Quiero anunciar que esta será mi última carrera en MotoGP, y que al final de esta carrera me retiraré de la competición profesional”.

Dijo además: “Tenía 3 años cuando todo empezó. Casi 30 años de completa dedicación a este deporte, mi deporte. Los que han trabajado conmigo, saben lo perfeccionista que soy, lo mucho que trabajo y la intensidad que pongo en esto. Ser así requiere un alto nivel de automotivación, por eso después de nueve años inolvidables con Yamaha, sin duda los más gloriosos de mi carrera, sentí que necesitaba un cambio si quería mantener este alto compromiso con mi deporte.

Pasar a Ducati me dio ese gran impulso que necesitaba y, aunque los resultados fueron malos, utilicé esa motivación extra como combustible para no rendirme y ganar finalmente esa carrera tan especial en Mugello, delante de todos los aficionados de Ducati. Después, cuando fiché por Honda tuve una sensación similar, logrando uno de los sueños de todo piloto: ser piloto oficial de HRC”.

Al explicar su decisión, Lorenzo dijo: “Desgraciadamente, las lesiones pronto jugaron un papel importante en mi temporada, al no poder pilotar en condiciones físicas normales. Esto, sumado a una moto que nunca se sintió natural para mí, hizo que mis carreras fueran muy difíciles. De todos modos, nunca perdí la paciencia y seguí luchando, pensando que era una simple cuestión de tiempo y que, después de todo, las cosas llegarían a su sitio. Pero, cuando empecé a ver algo de luz tuve esa mala caída en la prueba de Montmeló, y unas semanas después esa fea en Assen.

En ese momento tuve que admitir que cuando dejé de rodar por la grava, el primer pensamiento que me vino a la cabeza fue “¿qué demonios estoy haciendo aquí? ¿Realmente vale la pena esto? He terminado con esto”. Unos días después, tras reflexionar mucho sobre mi vida y mi carrera, decidí intentarlo. Quería estar seguro de que no estaba tomando una decisión prematura.

“La verdad es que a partir de esa caída, la colina se volvió demasiado alta para mí, y aunque lo intentara no podía encontrar la motivación y la paciencia para poder seguir subiéndola. Me encanta este deporte, me encanta pilotar, pero por encima de todas las cosas, me encanta ganar. Entendí que si no soy capaz de luchar por algo grande, de luchar por el título o al menos de luchar por las victorias, no puedo encontrar la motivación para seguir adelante, especialmente en esta etapa de mi carrera. Me he dado cuenta de que mi objetivo con Honda, al menos a corto plazo, no era realista. Tengo que decir que lo siento mucho por Honda, especialmente por Alberto, que fue quien realmente confió en mí y me dio esa oportunidad”.

El espartano debutó en los grandes premios en la categoría de 125 cc con 15 años, en 2002, y consiguió su primera victoria al año siguiente en Brasil. Sumó tres victorias más y se situó en la cuarta posición de la clasificación antes de que le ficharan para la categoría de 250 cc en 2005. Lorenzo consiguió seis podios ese año y se proclamó campeón en 2006 y 2007 antes de debutar en MotoGP en 2008.

Lorenzo se estrenó en la categoría reina con una pole position en el GP de Qatar y su primera victoria en el GP de Portugal de ese mismo año. El piloto selló su primer título mundial de MotoGP en 2010 en una famosa rivalidad contra su compañero de equipo Valentino Rossi, y se embolsó su siguiente título mundial en 2012 superando a Dani Pedrosa. Su victoria de 2015 fue la más comentada tras una larga batalla con Rossi durante toda la temporada.

Jorge Lorenzo se trasladó entonces a Ducati en 2017 tras pasar nueve años en Yamaha, pero tuvo problemas en su primera temporada con el equipo italiano. En 2018 ganaría tres carreras con Ducati, pero sólo después de anunciar su cambio a Honda. El piloto tenía un contrato de dos años con Honda que terminaba en 2020.